Definición de verrugas


Las verrugas constituyen una lesión de la dermis provocada por el virus del papiloma humano. Puede aparecer en cualquier parte del cuerpo y presentar muy diversas formas. Generalmente son globulares, pero otras veces pueden presentar apariencias muy chocantes. Representan crecimientos irregulares de la piel que normalmente son indoloros e inofensivos. Si se localizan en los pies sí que pueden llegar a ocasionar picor o dolor, pero generalmente el mayor inconveniente que suponen es un problema estético.

Tipos de verrugas

Los diferentes tipos de verrugas que existen se pueden clasificar de la siguiente manera: verruga común, genital, plantar, subungueales y periungueales.

Verruga común cerca de la nariz.

Verruga común cerca de la nariz. Fuente: mujerchic

Las verrugas comunes son las que normalmente aparecen en las manos, aunque pueden localizarse en casi en cualquier parte del cuerpo. Los niños son los más propensos a experimentar la aparición de este tipo, siendo mucho más rara en adultos o adolescentes. En la cara o la frente suelen aparecer con forma plana.

Las verrugas genitales, también conocidas como condilomas, se localizan en los órganos genitales, en los muslos o la zona púbica. En ciertas ocasiones puede encontrarse este tipo en el interior de la vagina o en el interior del canal anal.

Las verrugas plantares son las que aparecen en las plantas de los pies. Debido al sitio donde se encuentran son el tipo que puede resultar más molesta pudiendo ocasionar problemas para caminar o correr, por la fricción de las mismas con el calzado.

Las verrugas subungueales y periungueales se generan debajo y alrededor de las uñas, tanto de los pies como de las manos. Este tipo también puede resultar un tanto molesta debido a su localización.

Generalmente, los problemas en el sistema inmunitario favorecen la aparición de verrugas. Las genitales pueden contraerse por contacto íntimo con personas afectadas. El contacto sanguíneo con personas afectadas también puede ser causa de contagio.

La extirpación no resulta sencilla. Esto es debido a que este tipo de alteración cutánea dispone de irrigación sanguínea, lo que da lugar a grandes sangrados en el caso de que se utilicen métodos no adecuados para su eliminación. Además, afectan a varios terminales nerviosos, por lo que toda acción que se lleve a cabo para extraerlas puede suponer gran dolor.

Cuando se va a emplear una medicina para eliminar las verrugas se debe primero limarlas cuando la piel esté húmeda. De esta forma se elimina el tejido muerto. La lima que se haya utilizado no debe emplearse para nada más, para evitar posibles contagios. A continuación, debe aplicarse el medicamento específico para este fin. Es recomendable protegerla con un vendaje para evitar cualquier posible contagio.

Tratamiento de las verrugas

Las técnicas de tratamiento más comunes son la criocirugía, tratamiento con nitrato de plata, electrodesecación, bleomicina intralesional, extirpación quirúrgica, láser, radiofrecuencia. Además, pueden encontrarse en las farmacias medicamentos específicos que pueden aplicarse de manera sencilla para el tratamiento de esta alteración.

La criocirugía consiste en el empleo de nitrógeno líquido o dióxido de carbono para provocar la congelación del tejido afectado y su extirpación. Es uno de los tratamientos más efectivos y seguros, aunque puede resultar doloroso.

La electrodesecación consiste en cauterizarlas. Resulta un tratamiento poco recomendable y con grandes riesgos de generar cicatrices en la piel que se ha tratado.

El uso de bleomicina intralesional consiste en la aplicación de un antibiótico mediante una inyección subcutánea en la base, consiguiendo destruir su ADN y evitando su reproducción de una manera efectiva.

El uso de láser para la eliminación presenta el riesgo de que puede producirse la volatilización de las partículas del virus que las generan, pudiendo afectar a las vías respiratorias, lo que provocaría consecuencias poco deseables.

Radiofrecuencia, requiere el uso de anestesia local, realizándose el proceso con una sonda de radiofrecuencia, de este modo se consiguen retirar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *