Definición de sistema nervioso


El sistema nervioso es una red que controla todos los movimientos del cuerpo y se ocupa de su coordinación. Recibe tanto estímulos externos como internos. Está formado por más de 100.000 millones de células llamadas neuronas, que son las que transmiten las órdenes a cada zona del cuerpo y están conectadas entre ellas.

Las neuronas funcionan como conectoras y son el sujeto base de todo este sistema. Estas se dividen en axón, dendritas y soma, cada una cumple una función diferente. El soma es el centro de la neurona y hace que esta pueda responder. Las dendritas acogen los estímulos que recibe el sistema y el axón se ocupa de darles salida.

Cuando sentimos dolor, calor, frío, sed… nuestro sistema nervioso se activa para cumplir las órdenes que recibe de nuestro cerebro. Las sensaciones son un tipo de estimulación y hacen que nuestro cuerpo actúe para responder a estas. Dependiendo del estímulo recibido se activan unas u otras neuronas.

Partes del sistema nervioso

Foto real del sistema nervioso.

Foto real del sistema nervioso. Fuente: drcarlosrepetto

El sistema nervioso se divide en central y periférico. El sistema nervioso central (SNC) comprende el encéfalo, compuesto por cerebro, cerebelo y bulbo raquídeo, y la médula espinal. El SNC está protegido, sobre todo, por el cráneo y la columna vertebral. Mientras que, el sistema nervioso periférico (SNP) no está protegido y abarca los nervios craneales, espinales y los ganglios.

El SNP se divide en autónomo o vegetativo y somático. El autónomo se compone de sistema entérico, simpático y parasimpático. El somático tiene unas fibras que se encargan de enviar la información captada por los sentidos al sistema nervioso central.

El cerebro está formado por dos sustancias, una gris y otra blanca. Está dividido en el hemisferio izquierdo y derecho, su misión es controlar el funcionamiento de esta red nerviosa. El cerebelo se encuentra situado detrás del cerebro y se encarga de coordinar los movimientos. El bulbo raquídeo, entre otras cosas, regula los movimientos de algunos músculos y del corazón.

Esta red nerviosa se encarga de que el organismo funcione correctamente influyendo en los demás sistemas. Actúa sobre el sistema circulatorio, también en el respiratorio, ya que se ocupa de estimular las necesidades del organismo. Por tanto, su vínculo con el resto del cuerpo es muy influyente y esencial para la vida. Los daños en él pueden ser irreversibles.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *