Definición de neurosis


El término neurosis hace referencia a un conjunto de trastornos psicológicos producidos por una afección en el sistema nervioso, capaz de afectar negativamente la percepción de la realidad y el desenvolvimiento social y familiar normal de las personas.

El concepto de neurosis se refiere también a la pauta de comportamiento o estrategia psicológica que desarrolla la persona, como medio de evasión de sentimientos de ansiedad, ira, frustración o angustia existencial. La persona neurótica tiende a desarrollar rígidos mecanismos de defensa para no enfrentarse a sus pensamientos y emociones, así como a aspectos de su realidad externa considerados amenazantes.

El término fue acuñado por el médico y químico escocés William Cullen, en 1769. Influido por Newton en su visión vitalista del concepto de enfermedad, definió este trastorno como un estado de nerviosismo, irritabilidad y depresión, como síntomas producidos por un desequilibrio del sistema nervioso. El concepto de Cullen influiría notablemente en la psicología y psiquiatría de los siglos posteriores.

Existe cierta ambigüedad en torno al concepto. De un lado, se le identifica como síntoma de una serie de trastornos mentales relacionados con la ansiedad; de otro, la cultura popular lo ha asociado con actitudes exaltadas, histéricas y obsesivas, e incluso con las excentricidades propias del universo creativo de los artistas; sin embargo, el trastorno no implica delirios ni alucinaciones.

Trastornos asociados a la personalidad neurótica

Con el paso del tiempo y el consiguiente desarrollo y profesionalización de disciplinas psicológicas como la psiquiatría y la psicología clínica, el concepto de neurosis dio paso a la diferenciación de un conjunto de trastornos en el tratamiento de personas con este tipo de padecimiento.

Representación de Neurosis.

Representación de Neurosis. Fuente: curioteca

El trastorno de ansiedad: caracterizado por ataques de ansiedad generalizada, manifestación de fobias, trastornos obsesivo-compulsivos, crisis de angustia, agorafobia y trastornos por estrés postraumático; trastornos sexuales: aquí entran disfunciones sexuales como la aversión al sexo, el deseo inhibido, la impotencia, el vaginismo y la eyaculación precoz, y parafilias como el sadismo, masoquismo, fetichismo y voyeurismo.

Los trastornos del sueño se expresan en estados de insomnio, sonambulismo, terror a la oscuridad, hipersomnia, parasomnias, pesadillas, ronquidos y narcolepsia, entre otros. Por su parte, los trastornos depresivos suelen ser los más frecuentes, y suelen expresarse en estados de ánimo depresivos, pérdida de interés y falta de energía. Estos episodios pueden ser leves, moderados o graves.

También están los trastornos del control de impulsos, los cuales agrupan comportamientos como la cleptomanía, piromanía, tricotilomanía, trastorno explosivo intermitente y ludopatía. En el caso de los trastornos disociativos, se presentan patologías relacionadas con fallos de la memoria, identidad o la consciencia. Ejemplos de esta irregularidad son los trastornos de identidad, las amnesias psicógenas y la despersonalización.

Señales y tratamiento de la neurosis

Los síntomas más comunes del neurótico son: falta de interés en el placer y la diversión, tristeza sostenida en el tiempo; su marcada irritabilidad, tendencia a ser problemáticos en sus relaciones, una acentuada sensibilidad; signos de sufrimiento emocional, problemas para tomar decisiones adecuadas, actitudes catastrofistas injustificadas; maltrato psicológico hacia los demás y conductas obsesivas-compulsivas.

Entre la variedad de métodos existentes para tratar el trastorno, el más común es la psicoterapia. Esta consiste en un proceso terapéutico, donde el paciente y su psicoterapeuta entablan un diálogo orientado al cambio progresivo de la conducta emocional del afectado. Dependiendo de la corriente, la terapia puede ser psicoanalítica, constructivista, gestalt o conductual. Otros tratamientos son la terapia por autoc

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *