Definición de marco teórico


El marco teórico es un planteamiento inicial sobre el que se va a fundamentar una investigación o proyecto. Previamente tiene que haberse dado una serie de observaciones o enfoques para conocer los antecedentes del estudio planteado. Dominar a la perfección el método científico es una cuestión obligatoria, ya que ayuda a plantear de una forma correcta y exacta las distintas etapas que componen una investigación científica. Sin este marco no existe hipótesis, afirmaciones o definiciones.

La utilidad del marco teórico se centra es delimitar y acotar el estudio de forma que exista una diferenciación respecto a investigaciones o proyectos similares. Una función necesaria si se tiene en cuenta el tiempo que se tarda o el coste económico de un estudio. El resultado no puede ser un plagio, o bien, una conclusión que no aporte nada novedoso o innovador.

Con esta fase se plantea una serie de preguntas que formulan que aspectos son imprescindibles para orientar la investigación. El objetivo principal es lograr un enfoque sólido que dé como resultado nuevas formas de conocimiento. Una teoría bien planteada dará como resultado unos resultados fiables, que interpretados de una forma correcta lograrán reafirmar el estudio.

Búsqueda del marco teórico en la bibliografía.

Búsqueda del marco teórico en la bibliografía. Fuente: Pixabay

El primer paso para su elaboración es acudir a la bibliografía y escritos que traten de una forma parecida el sujeto de la investigación. Recapitular toda la información de interés es la clave para evitar errores que se hayan cometido en otras investigaciones o detectar algunas lagunas en los proyectos y estudios precedentes.

Una teoría se tiene que presentar de una forma clara y concisa. Un trabajo de síntesis para conseguir que toda la información estudiada tenga una planteamiento coherente con la línea de investigación. Además, es importante que la teoría planteada vislumbre distintas proposiciones. Una forma de enlazar la realidad con el planteamiento teórico.

Etapas del desarrollo de un marco teórico

La primera etapa se centra en los antecedentes. El objetivo es presentar un punto de vista respecto a ellos que relacione semejanzas y diferencias en los planteamientos. Con esta vinculación se puede predecir o especificar que tipo de fenómenos pueden beneficiar o perjudicar al estudio. Es recomendable aprovechar este punto para explicar que motivaciones son las que han llevado a apostar por la investigación.

La segunda etapa parte de una perspectiva lógica y coherente. El rumbo marcado en la primera etapa del desarrollo del proyecto le otorgará a este unas características propias. La capacidad de observación tendrá una vital importancia en la elaboración teórica de la investigación. Esta fase acerca al investigador al problema real que se va a estudiar.

La etapa de observación y descripción está marcada por la parsimonia. Una cualidad que aporta la sencillez y calma necesaria para entender que variables pueden surgir durante las fases más empíricas o prácticas de la investigación. Es más que necesario contextualizar y precisar la orientación del estudio.

El resultado es un marco teórico planteado en profundidad que es capaz de articular los precedentes y conceptos ya establecidos con nuevos campos o proposiciones que se tendrán que incorporar gracias a la investigación. Este análisis teórico concluye con la presentación de que aspectos de dicha teoría es capaz de solucionar un problema.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *