Definición de estrés


Por estrés se entiende cualquier situación o circunstancia que provoque una sensación de tensión que puede manifestarse de forma física o emocional. De forma general, un pensamiento que provoque una sensación de frustración, de furia o de nervios puede dar lugar a su aparición. Una sensación incómoda donde algo indica que no es posible seguir adelante con la situación. Es la reacción del organismo cuando se presenta un desafío determinado, una tensión que altera el organismo.

La palabra estrés procede de la palabra griega stringere que puede traducirse como apretar. De forma general representa una reacción del cuerpo donde participan diversos mecanismos del organismo, frente a una situación que supone una amenaza o implica una demanda excesiva en cualquier sentido.

En pequeñas dosis puede ser beneficioso, dado que puede ayudar a evitar un determinado peligro o a cumplir determinados plazos establecidos. Pero si dura demasiado tiempo esa tensión, puede derivar en un problema de salud.

Ante una situación de estrés, el cuerpo reacciona a través del sistema nervioso simpático que responderá a dicho estímulo mediante el inicio de una lucha o de una huida. Puesto que no es posible mantener el estado de tensión de forma indefinida, el sistema parasimpático pone en marcha determinados mecanismos para devolver al cuerpo a su estado de relajación habitual.

Tipos de estrés

Ilustración de mujer con estrés.

Ilustración de mujer con estrés. Fuente: Pixabay

De forma general, puede decirse que existen dos tipos, el agudo y el crónico. El agudo es aquel que desaparece más rápido involucrando un periodo corto de tiempo. Las situaciones en las que aparece son cuando se participa en una pelea, cuando se presionan los frenos al conducir o cuando se empieza una situación nueva que genera incertidumbre. Es una forma de controlar situaciones peligrosas.

El crónico es el que está presente durante un mayor espacio de tiempo, pudiendo perdurar por semanas e incluso meses. Es el que aparece cuando se tiene un matrimonio que no le satisface, cuando se tienen problemas en el trabajo o se pasan dificultades económicas.

El organismo puede llegar a acostumbrarse a estas situaciones no siendo consciente de la tensión que experimenta de forma prolongada. Debido al tiempo que perdura pueden llegar a producirse problemas de salud por la tensión acumulada.

Respuestas del organismo

Se observan ciertos cambios físicos como respuesta del organismo ante situaciones estresantes. La primera reacción del cuerpo es liberar hormonas que provocan una situación de alerta en el cerebro. Ante esta señal de alerta el cerebro provoca que los músculos se tensionen y el pulso se acelera. Estas señales físicas ayudan a controlar la tensión que se vive, es la forma que tiene el cuerpo de protegerse.

En el caso de que el cuerpo mantenga la situación de alerta por mucho tiempo incluso cuando el peligro ha desaparecido, lo que se denomina situación crónica, se pone en una posición comprometida al organismo haciendo peligrar su salud. El cuerpo no puede mantenerse en este estado por mucho tiempo dado que se agotan sus reservas y se origina lo que se denomina inmunodepresión.

Algunos de los síntomas que pueden presentarse en estos casos son elevada presión arterial, diabetes, obesidad, depresión, problemas en la piel, etc.

Desde el punto de vista psicológico, pueden observase ciertos síntomas que demuestran el estado en que se encuentra el cuerpo. Algunos ejemplos son tristeza, irritabilidad, apatía, inestabilidad emocional, abatimiento, etc.

Determinar la causa que provoca esta reacción del cuerpo no es sencillo. Se han establecido algunas situaciones que pueden ser desencadenantes de dicha situación como puede ser la percepción de alguna amenaza, estímulos ambientales, presión para o por pertenecer a un determinado grupo, no conseguir ciertos objetivos marcados, relaciones sociales complicadas o fallidas, bloqueo en los intereses perseguidos, etc.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *