Definición de esquema


La palabra esquema proviene del latín schema (figura) y se refiere a una representación gráfica de los elementos primarios y secundarios que componen una idea o un concepto. Por medio de la esquematización de los elementos se puede obtener una visión universal del tema.

Con este tipo de organización es posible resumir gráficamente y de forma sencilla un planteamiento complejo, de manera que se pueda visualizar el contenido fundamental del concepto. Así se puede profundizar y analizar de forma más directa.

Los esquemas pueden estar comprendidos por distintas ramificaciones que permitan ilustrar los diferentes componentes de la idea. A la vez, que permite jerarquizar la importancia de los elementos constituyentes del concepto.

Elaboración

Para llevar a cabo un proceso de esquematización, es importante tener un conocimiento y una comprensión cabal del concepto a analizar. De este modo, la persona que lo elabore podrá reconocer los elementos más importantes que estén presentes dentro de la idea.

Ejemplo de un esquema de flechas.

Ejemplo de un esquema de flechas. Fuente: miniwebcursos

El esquematizar un concepto requiere que se identifiquen las ideas principales y secundarias del tema. Así se podrán incorporar los planteamientos de mayor importancia dentro del texto y sus respectivas ideas secundarias.

Algo de mucha importancia dentro de su elaboración, es emplear palabras o frases cortas. Esto se debe a que la simplificación y la sintetizaciónde las ideas es la base fundamental de la elaboración de un concepto. Así se puede obtener una visión lógica del tema.

También hay que tomar en cuenta que el encabezado que se utilice debe estar identificado claramente, de modo tal se pueda reconocer de forma visible el tema del que trata el esquema. El encabezado también permite que se comprenda de forma sencilla la jerarquización del contenido y de las ideas que se desprenden del mismo.

Tipos de esquema

Existen distintas formas de esquematizar y estas permiten clasificar la información de la forma más conveniente. Entre los diversos tipos que nos podemos encontrar se encuentran:

  • Flechas: permite organizar la información de forma vertical y se unan las ideas por medio de flechas. De este modo, las ideas más importantes están en un nivel superior, seguidas de las secundarias. Este tipo de organización logra sintetizar las ideas de forma que se denote su origen y su relevancia.
  • Llaves: este modelo agrupa las ideas y las organiza de forma horizontal, permitiendo que las ideas se unan de acuerdo a su clasificación y luego puedan ser jerarquizadas. Este tipo de diagramación se utiliza más que todo con conceptos que se puedan asociar y relacionar entre sí.
  • Numeración: esta clasificación representa el orden y la importancia de ideas de acuerdo a una progresión numérica, siendo la idea principal el número 1 y luego las ideas secundarias se organizan bajo la numeración 1.2, 1.3 y así sucesivamente. Una variante de esta clasificación permite organizar los conceptos con letras en lugar de números.

Variantes

Los esquemas pueden variar de acuerdo a los requerimientos de la persona que lo elabora. Existen algunas variantes que permiten organizar y representar los conceptos de acuerdo a la naturaleza de estas. Entre estas variantes se encuentran:

  • Los diagramas: datos y conceptos extraídos de una idea se pueden representar con dibujos o palabras. Entre sus tipos se encuentran: el mapa mental, el mapa conceptual y el diagrama de flujo.
  • Esquematización conceptual: difiere de la esquematización tradicional porque incluye los conceptos y definiciones de las ideas primarias y secundarias presentes en el texto o idea de origen, sin modificar su estructura o extensión.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *