Definición de energía nuclear


Se denomina energía nuclear a la energía que se libera como consecuencia de reacciones dentro del núcleo de un átomo. Por extensión, se denomina también así a la energía producida, que se puede destinar a fines eléctricos, térmicos o mecánicos.

Aplicamos el nombre de átomo a la partícula más reducida resultante de dividir cualquier material en partes más pequeñas. Dentro del núcleo de cada átomo existen dos elementos llamados protones y neutrones. En su unión se encuentra la base de esta energía nuclear.

Por esta razón, para liberar la energía deseada es necesario actuar sobre ese núcleo. Induciendo sobre el mismo una reacción se producirá una enorme cantidad de energía. Esas reacciones se producen natural y espontáneamente en determinados elementos químicos denominados radiactivos, como uranio, radio, torio, plutonio, estroncio o polonio.

Producción de energía nuclear

Planta de energía nuclear.

Planta de energía nuclear. Fuente: Pixabay

Su producción artificial se lleva a cabo mediante dos procesos denominados fisión o fusión. La fisión nuclear tiene lugar cuando se produce la rotura de un núcleo atómico pesado. Estos átomos se separan, formando otros más pequeños y en el proceso se libera una cantidad importante de energía.

La fisión nuclear es el procedimiento utilizado en las centrales nucleares durante la producción de electricidad, normalmente usando uranio. Para aumentar la cantidad de energía nuclear obtenida se utilizan diferentes reacciones atómicas en cadena. Se hace actuando sobre los neutrones liberados, de forma que provoquen la fisión de nuevos núcleos, repitiendo el proceso.

Por otra parte, la fusión nuclear consiste en el proceso contrario. Núcleos atómicos livianos se combinan o fusionan entre sí, liberando así energía. Así produce el Sol su energía. Estas reacciones se denominan también termonucleares, pues solo son posibles en rangos muy elevados de temperaturas. Por eso, aún no resulta posible realizar la fusión nuclear controlada a una gran escala.

La energía nuclear es considerablemente más potente que otras formas de energía. En términos comparativos se puede decir que resulta más limpia y tiene menores costes. Presenta ventajas, como disminución de la dependencia de combustibles fósiles y reducción de emisiones de dióxido de carbono y otros gases.

Sin embargo, cuenta con desventajas que la enfrentan con muchos sectores de la sociedad. La principal es la peligrosidad de los residuos radiactivos, que pueden ser letales para el ser humano. Deshacerse de esos desperdicios es una tarea compleja. Las opciones planteadas consistido en construir cementerios subterráneos o bajo el lecho marino, pero no plantean seguridad absoluta.

Igualmente, esta energía está muy asociada mentalmente a su utilización letal en bombas atómicas, especialmente las lanzadas en Hiroshima y Nagasaki. También han creado un fuerte impacto algunos accidentes en centrales nucleares, como los casos de Chérnobil y Fukushima.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *