Definición de energía mareomotriz


La energía mareomotriz es aquella que se obtiene gracias a las mareas del mar. Un empalme alternador puede generar electricidad transformando la energia mareomotriz en energía eléctrica. Esta será más segura, aprovechable y fácil de conducir.

La energía mareomotriz es un recurso renovable, abundante y limpio. Es considerada como energía verde porque disminuye las emisiones de gases de efecto invernadero al sustituir termoeléctricas a base de combustible. La principal desventaja es que supone una gran inversión inicial.

Es una energía disponible durante todo el año y en cualquier clima. Una de sus ventajas es que es silenciosa y supone un bajo coste de materia prima. Se produce gracias al movimiento generado por las mareas. La energía es aprovechada por turbinas que mueven la mecánica de un alternador que genera energía eléctrica.

Cómo se extrae la energía mareomotriz

Energia Mareomotriz

Olas del mar. Fuente: Pixabay

El alternador conecta con una central en la tierra que reparte la energía hasta la comunidad e industrias. Este tipo de energía favorece el reciclaje de residuos urbanos y aprovecha terrenos que no son útiles para realizar cultivos. Además, ayuda a mantener los bosques limpios y previene los incendios forestales.

El sistema de producción consiste en retener y/o acumular el agua en el momento de marea alta y liberarla posteriormente haciéndole pasar por las turbinas en bajamar. Al abrir las compuertas, el agua pasa de un lado a otro del dique y sus movimientos mueven las turbinas en altamar. En bajamar el movimiento se produce en sentido contrario pero se aprovecha igualmente para producir electricidad.

Los métodos de generación a través de la energía de marea pueden clasificarse en: generador de la corriente de marea, presa de marea y energía mareomotriz dinámica.

Proyectos de energía mareomotriz

Es un dato de gran importancia saber que es una de las catorce fuentes nuevas y renovables que a día de hoy están estudiando los organismos de las Naciones Unidas. En España se está llevando a cabo el Proyecto Magallanes para aprovechar las aguas de Galicia.

Otros proyectos conocidos y de, quizás, mayor importancia podrían ser: Mont Saint Michel (Francia) y Bahía de Fundy (Canadá) donde se producen hasta 10 metros de diferencia de marea. Un dato curioso es que entre Gales e Inglaterra no se ha llegado a probar esta energía por el riesgo de fuerte impacto medioambiental.

Para finalizar, la energía mareomotriz es una buena alternativa si lo que buscamos es una inversión a largo plazo ya que la energía mareomotriz ofrece un sinfín de ventajas pero también supone una gran inversión inicial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *