Definición de energía eólica


La energía eólica es la originada por el viento. A través de unas turbinas, las corrientes de aire se transforman en un nuevo tipo de energía renovable. El vocablo eólico es de origen latino (aeolicus) y hace referencia a Eolo, el dios de los vientos greco-romano. Las islas Eolias, situadas en el Mar Mediterráneo, eran el hogar de este dios.

El viento se genera por la relación del calor del Sol y la rotación de la Tierra. Ya que, cuando esta gira, el Sol no le incide continuamente desde el mismo ángulo. Esto produce cambios de temperatura y masas de aire que desencadenan el viento. Cada zona del planeta tiene una incidencia solar diferente, dependiendo de su orografía y de su superficie.

Desde tiempos inmemoriales, el ser humano ha utilizado la energía del viento para diversos fines. ¿Cuáles? Moler los cereales, en especial el trigo, o poder navegar por los mares. Sin embargo, solo fue hasta el siglo pasado cuando este tipo de energía se empezó a transformar en eléctrica.

Transformación de la energía eólica

Su proceso es complejo, ya que llega como energía cinética, se transforma en mecánica y finalmente se convierte en eléctrica. Esta transformación se realiza a través de los aerogeneradores. Estos están compuestos por una turbina que se activa con la acción del viento. Podemos encontrar diferentes tipos de aerogeneradores, en función del tipo de clima de cada territorio.

Molinos de viento de energía eólica.

Molinos de viento. Fuente: Pixabay

¿Qué son los aerogeneradores? Comúnmente se les conoce como “molinos de viento”. A rasgos generales, están compuestos de aspas o palas, motor, eje, generador y una caja de engranajes. Todos estos elementos en conjunto retienen la fuerza del viento. Aunque existen aerogeneradores sin aspas, pero son mucho menos comunes.

El viento se mide por su fuerza y la dirección hacia la que se dirige. Sin embargo, ninguna de ellas es constante y es muy variable dependiendo de la región y su climatología.

Ventajas

Las ventajas de la energía eólica son amplias. Además de renovable y respetuosa, es una energía abundante y no contaminante. Los aerogeneradores son de mantenimiento sencillo y una vez creados y colocados no suponen un gran desembolso económico. Es una energía sana e inagotable, muy apreciada, junto con la energía solar, para sustituir a las fuentes no renovables.

Inconvenientes

Los inconvenientes principales de la energía eólica es que no es constante ni invariable. Esto supone una dependencia con respecto a las alteraciones climáticas. También emiten ruido y producen un impacto visual negativo en el paisaje. Aunque en los últimos años se está trabajando para mejorar estos inconvenientes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *