Definición de energía cinética


La energía cinética es aquella que presenta un cuerpo cualquiera en un momento concreto por razón de su movimiento. Suele ser común su estudio en ámbitos relacionados con la física y con otras disciplinas como la química.

Se habla de energía cinética cuando se estudia el trabajo necesario para acelerar un cuerpo desde un estado a otro. Normalmente, las situaciones suelen partir del reposo y conducir a distintas velocidades, aunque esto no tiene que ser así siempre.

La aceleración que lleva del reposo a una velocidad cualquiera es la que produce esta energía y hace que pueda medirse. La cinética de un cuerpo no se pierde si no se produce un trabajo negativo. Esto hace que en experimentos controlados la energía y la aceleración sean constantes una vez que se han alcanzado.

Sin embargo, esto no es posible en sólidos que se muevan en un espacio natural. La naturaleza no ofrece condiciones en las que la velocidad pueda mantenerse indefinidamente y de forma uniforme. La razón es la fricción a la que cualquier cuerpo se ve sometido y que ralentiza su avance.

Por ello, la cinética es una energía que se va perdiendo de forma progresiva en relación con el movimiento. Una montaña rusa puede servir de ejemplo porque subiendo pierde paulatinamente la fuerza alcanzada en los periodos de descenso.

Unidades de la energía cinética

Las unidades necesarias para calcular la energía cinética de un cuerpo son la masa y la velocidad. Así, conociendo estos datos es posible obtener su valor y sus posibles variaciones tanto en el espacio como en el tiempo.

Montaña rusa, energía cinética.

Montaña rusa, energía cinética. Fuente: flickr/diegolo

Debe tenerse en cuenta que energía es toda fuerza capaz de producir cambios en su entorno. La cinética, por lo tanto, es la que produce modificaciones debido a la fuerza que presenta el movimiento. Esto es fácil de entender si se atiende al choque de dos cuerpos y a las alteraciones que produce.

Esto hace que la cinética sea una energía importante en estudios de mecánica clásica. No obstante, paradigmas como el de la física de partículas o la mecánica cuántica también hacen un estudio de esta energía introduciendo variables en su fórmula original.

Al margen de los cuerpos sólidos, la energía cinética también puede aplicarse a los gases. La descripción de la cinética de las moléculas de un compuesto gaseoso sirve para determinar su temperatura. La medición debe realizarse a nivel microscópico y es útil en distintos estudios químicos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *