Definición de carbohidratos


Los carbohidratos son, según el diccionario de la RAE, hidratos de carbono. Aportan energía, proteínas, minerales y vitaminas necesarias para el correcto funcionamiento del organismo.

Hay tres tipos de carbohidratos: almidón, azúcar y fibra. El primer grupo proviene de los cereales como la avena y la cebada. También está presente en el arroz, las lentejas y los frijoles. Aportan, en su versión integral, vitaminas B y E, y minerales. Es importante recordar que si los cereales han sido procesados pierden parte de sus propiedades.

El azúcar puede provenir de la fruta o del producto en sí que se le añade a un buen número de artículos. Todos los productos procesados del mercado llevan azúcar bajo distintos nombres. El control de la ingesta de este carbohidrato es básico para tener una buena salud.

La fibra proviene de las verduras, la fruta, los cereales integrales, el pan integral y los frutos secos. Este carbohidrato mejora el funcionamiento del sistema digestivo. Aportan minerales y vitaminas muy beneficiosas así como Omega 3 que regula el nivel de colesterol.

La lectura de la etiqueta con las propiedades nutricionales de un producto es fundamental para preservar su salud. En los siguientes consejos podrá conocer cómo beneficiarse de los alimentos para tener más energía y fuerza para hacerle frente a la rutina diaria.

Consejos para consumir carbohidratos de forma correcta

Pasta. Alta en carbohidratos.

Pasta. Alta en carbohidratos. Fuente: Pixabay

Como hemos indicado, los alimentos procesados o los no integrales no son recomendables. Al estar adulterados con otros compuestos, se produce un cambio en el sabor y una mayor ingesta de los mismos. Esto conlleva como consecuencia un aumento de peso y una posible diabetes entre otras enfermedades de inciertas consecuencias para la salud.

Leer las propiedades nutricionales de cada producto. Conocer la cantidad exacta de azúcar, grasa y sal de un artículo nos sirve para prevenir males mayores. Aumentar el consumo de frutas y verduras es vital para ingerir vitaminas y minerales.

Limite, o no tome, golosinas, bombones, refrescos azucarados y bebidas alcohólicas. El límite para tomar azúcares añadidos está en el diez por ciento de la ingesta diaria. Cuando más controle el consumo de estos productos mejor será su salud.Lo anterior ha de aplicarse a la alimentación de sus hijos y familiares.

El consumo recurrente de estos artículos termina provocando daños irreparables en su salud. Solo enseñándoles a comer desde pequeños logrará el objetivo de conseguir mejorar su estado físico de forma progresiva y correcta.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *