Definición de anatomía


La palabra anatomía procede el griego «ἀνατομία» y del latín anatomĭa, que significa disección, o explicación anatómica. Es una ciencia que analiza las diferentes partes del cuerpo de los seres vivos, su estructura, la disposición y la forma de relacionarse entre sí.

Esta disciplina se centra fundamentalmente en el estudio del cuerpo humano que integra diferentes sistemas orgánicos, cada uno de ellos con una función específica pero que se comunican y se relacionan entre sí, a través de la sangre y del sistema nervioso.

Composición de la anatomía del cuerpo humano

Los principales sistemas orgánicos que componen el cuerpo humano y que son comunes en ambos sexos son:

Anatomía humana.

Anatomía humana. Fuente: Pixabay

El sistema óseo que está formado por el esqueleto que sostiene el cuerpo y protege órganos internos, tan vitales, como el corazón y los pulmones.

El sistema muscular que permite el movimiento corporal.

El sistema tegumentario que engloba la piel, las uñas y el pelo, cuya función es proteger e impermeabilizar el cuerpo de daños e infecciones.

El sistema nervioso que está fundamentalmente constituido por el cerebro y la médula espinal, que coordinan las acciones del cuerpo, y por el sistema endocrino, que generan hormonas que estimulan y coordinas varias funciones del cuerpo.

El sistema cardiovascular integrado por el corazón, la sangre y los vasos sanguíneos que nutren al cuerpo de oxígeno y nutrientes. Pero también contribuye a la eliminación del dióxido de carbono y de sustancias de desecho.

El sistema linfático que defiende al cuerpo contra las infecciones, a través del sistema inmunológico.

El sistema respiratorio que abastece al cuerpo de oxígeno, esencial para la vida.

El sistema digestivo que aporta los componentes básicos para que el cuerpo obtenga nutrientes y expulsa el desecho como heces.

El sistema urinario formado por los riñones que eliminan el exceso de agua y productos de desecho a través de la orina.

Y, por último, el sistema reproductor que es el único que es diferente en ambos sexos. El sistema reproductor masculino tiene como órganos principales los testículos y el pene. Mientras que el sistema reproductor femenino se compone del útero, la vagina y las trompas de Falopio.

Esta facultad permite conocer con profundidad los distintos órganos y funciones que componen al cuerpo humano, por tanto, es indispensable para ciencias aplicadas como la cirugía que intenta investigar y sanar enfermedades o patologías.

Pero esta disciplina no se centra exclusivamente en el estudio del ser humano, sino que analiza a todos los seres vivos.

Por tanto, nos encontramos con la anatomía animal que se aplica en la zootecnia o la medicina veterinaria para la prevención y curación de las enfermedades, ya que disecciona el tamaño, apariencia, armazón y los vínculos entre las diferentes partes internas y externas de los animales.

Y con la anatomía vegetal que es una rama de la botánica que investiga los órganos, tejidos y células de las plantas.

Historia de la investigación de la anatomía

Son muchos los nombres ilustres que han aportado sus estudios e investigaciones al conocimiento del cuerpo humano. Entre ellos nos encontramos a Hipócrates que es considerado uno de los pioneros en esta materia.

Aristóteles promotor del estudio detallado de las diferencias y semejanzas entre los organismos, o Galeno que realizó las primeras disecciones.

En el siglo XV, artistas como Leonardo Da Vinci se vieron atraídos por esta disciplina, dejando dibujos de gran precisión sobre el cuerpo humano.

Ya en el siglo XVI, Luis Collado, conocido como Jacobo Silvio, crea la nomenclatura anatómica, y en el siglo XVII, Giovanni Battista Morgagni indaga en el desarrollo y las secuelas de las enfermedades.

Pero no es hasta el siglo XIX, que Xabier Bichat cataloga los tejidos y se introduce la disección como una asignatura obligatoria en medicina.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *